SÍgueme en:FACEBOOKTWITTER
Magdalena Cubel Alarcón en el Centro Psicológico MCA en Valencia

Reglas de oro en relación con la autoestima.


 

Þ  Aceptarse a sí mismo.

Esta autoaceptación, que es el primer requisito de cambio, no está reñida con una actuación constante y continuada para modificar los aspectos mejorables. De las equivocaciones se debe aprender: los errores cometidos en el pasado son una vía de aprendizaje para el futuro.

 

Þ  Abordar los temas que pueden solucionarse.

Los sucesos negativos que han ocurrido en el pasado no tienen solución. Lo que ahora se puede es modificar el presente y trabajar para un futuro mejor.

 

Þ  Recordar los éxitos pasados, no los fracasos.

Cuando uno recuerda las circunstancias pasadas qn qué ha tenido éxito, se encuentra una mejor disposición para afrontar las dificultades del presente con una actitud positiva.

 

Þ  Plantear metas en forma de conductas que dependen del esfuerzo personal, no como exigencias inalcanzables o como fruto del azar, a sabiendas de que a uno no le puede salir todo bien ni puede ser querido por todo el mundo. Por ejemplo:

o   Planteamiento inadecuado: “la gente debería ser más considerada conmigo en el trabajo…”

o   Planteamiento adecuado: “voy a esforzarme en ser más amable con mis compañeros para crear un mejor ambiente en el trabajo”.

o   La fuente de la valía es el esfuerzo personal y no tanto los éxitos o logros concretos.

 

Þ  Fijarse pequeñas metas positivas que estén al alcance  de los recursos de uno.

El éxito en pequeñas cosas no hace sino crear nuevas expectativas de éxito en el futuro, así como los fracasos genera más fracasos. La consecución de logros debe de ir acompañada de recompensas, que contribuyen a aumentar los logros futuros.

Visualizar con antelación imágenes de éxito, puede ayudar a acometer conductas con éxito.

 

Þ  Fomentar el contacto social con personas agradables y rehuir el contacto con personas desagradables.

Las relaciones sociales positivas desempeñan un papel importante en la autoestima personal.

 

Þ  Mimarse uno a sí mismo y evitar vivir sólo en función de deberes y obligaciones.

Divertirse sanamente, sin excesos contraproducentes contra la salud (abuso de alcohol, sobreingesta de comida compulsiva, drogas, conductas sexuales de riesgo,…) y disfrutar de los ratos de ocio diarios contribuye a aumentar la autoestima.

Magda Cubel

Psicóloga Clínica de Valencia

Junio 2009

Magdalena Cubel. Psicológa clínica colegiada C.V. 03949 · C/ Alfahuir nº 30 - pta. 2 · 46020 · Valencia Tfno. 657 93 44 20