SÍgueme en:FACEBOOKTWITTER
Magdalena Cubel Alarcón en el Centro Psicológico MCA en Valencia

Pensamientos más frecuentes en depresión


Son los pensamientos los que determinan cómo nos sentimos y cómo actuamos.

No puede haber un estado emocional si antes no hay una interpretación que lo ha provocado.

La forma exacta en que pensamos, lo que nos decimos, nuestros juicios e interpretaciones, provocan directamente nuestras emociones  y sentimientos, y como consecuencia, nuestro comportamiento.

Lo que ocurre en nuestra vida, los acontecimientos, influyen provocando nuestros pensamientos y, por tanto, nuestras emociones.

Si no hubiera pensamientos, ante el mismo acontecimiento, todos reaccionaríamos igual.

EL PENSAMIENTO DEPRESIVO

Las personas deprimidas tienen una forma característica de pensar:

1.- Sus pensamientos son automáticos e involuntarios. Invaden su conciencia, incluso en contra de su voluntad.

 Son creíbles y enfáticos. Aparecen con mucha fuerza y en ningún momento se cuestionan, ni se ponen en duda porque son muy realistas.

 Son muy rápidos. A veces parece que no se tienen pensamientos y que solo hay malestar. Normalmente antes del malestar aparecen frases o palabras como fracaso, horror, fin, culpa, pero otras veces son imágenes o recuerdos.

 Se expresan en un lenguaje absolutista: nunca, siempre, soy, debería, seguro que, no puedo...

2.- El pensamiento depresivo incluye una visión negativa y distorsionada de uno mismo (soy un desastre, todo lo hago mal, es por mi culpa...), del mundo y de los demás (la vida no tiene sentido, nadie me quiere, ...) y del futuro (¿para qué seguir luchando?, no hay solución, nunca volveré a ser feliz...)

 Provocan emociones de tristeza y desesperanza muy elevadas, que descontrolan a la persona haciéndola sentir un gran nivel de sensaciones desagradables y le condenan a la inactividad.

 Son pensamientos inútiles, que provocan infelicidad.

3.- Cuando uno está deprimido utiliza procedimientos de razonamiento que no se basan en la lógica. Es como si el estar deprimido te impidiera usar la información y los datos de tu memoria de una forma sensata, racional o científica.

 No se basan en la evidencia. No hay datos que demuestren su veracidad, al contrario las pruebas indican lo contrario.
 
Normalmente los errores de razonamiento  más típicos son:

==> FOCALIZAR EN LO NEGATIVO: la atención se centra en los aspectos negativos o inadecuados del momento actual, o de veces anteriores. Se recuerdan errores cometidos en el pasado o en situaciones desagradables y no se recuerdan las vivencias positivas.  Se ven a si mismos como personas sin valor, inadecuadas o inferiores. Focalizan en sus inhabilidades, pequeños defectos y problemas que todos tenemos, aumentándolos y magnificándolos. Por otro lado olvidan, o minimizan las habilidades, aciertos y valores.

==> PERSONALIZAR: las personas deprimidas se ven responsables de los acontecimientos que ocurren a su alrededor, pese a que no han participado en ellos. Esta es una de las distorsiones más dañinas de la depresión. No se gradúa de forma adecuada el grado de responsabilidad en las cosas. Automáticamente se asume que hay una relación entre la consecuencia y la actuación, cuando en la mayoría de las veces no hay ninguna conexión lógica entre ellas. El resultado es que la persona se autocondena a  ser culpable.

==> PENSAMIENTO TODO O NADA: la forma de evaluar las situaciones y las actuaciones no se mide a través de un continuo sino de manera bipolar: blanco-negro, bueno-malo, perfecto-desastre, amor-odio. Esta forma de pensar favorece la focalización en lo negativo.

==> GENERALIZAR: se sacan conclusiones generales a partir de un detalle específico y conectado a una situación concreta (soy un desastre, nadie me quiere, el mundo es asqueroso, nunca mejoraré...). Se confunde el nivel de ejecución de una determinada conducta con la valía personal (derramé el café; no hago nada bien...)

==> SACAR CONCLUSIONES SIN DATOS: se sacan conclusiones de información errónea o muy sesgada. Es como si las personas deprimidas tuvieran la capacidad de leer la mente de las demás personas, porque llegan a conclusiones que no se desprenden de la realidad.

==> EXCESIVO USO DE EXPRESIONES DEBERIA/TENGO QUE...: las personas deprimidas se exigen hacer cosas que actualmente no pueden hacer debido a la depresión (debería ir al trabajo, debería apetecerme salir, debería terminar la tesis, ¿por qué a mi?, no debería haberme ocurrido, él ni debería haber actuado así, no hay derecho...) y se exigen no haber actuado de la forma en que lo hicieron cuando en realidad no podían actuar de otra manera.

Magdalena Cubel Alarcón
Psicóloga Clínica Valencia (Benimaclet)

Magdalena Cubel. Psicológa clínica colegiada C.V. 03949 · C/ Alfahuir nº 30 - pta. 2 · 46020 · Valencia Tfno. 657 93 44 20