SÍgueme en:FACEBOOKTWITTER
Magdalena Cubel Alarcón en el Centro Psicológico MCA en Valencia

¿Qué es una mala noticia? ¿Cómo darla?


Hoy por hoy en tiempos de crisis, estamos acostumbrados a las malas noticias, pero. ¿Qué es una mala noticia? 

Una "mala noticia" es aquella que altera las expectativas de futuro de la persona. El grado de maldad de esta noticia estará determinado por la distancia que separa las expectativas de futuro de la realidad de la situación.

Frecuentemente asociamos las malas noticias al fallecimiento de una persona, pero también nos podemos encontrar, en nuestra labor diaria, otras situaciones que van a suponer informar de una mala noticia. Entre estas situaciones puede estar tener que comunicar a un familiar de un joven, que tras el accidente de moto que ha tenido ha sufrido una lesión medular. Por lo tanto; el fallecimiento no es la única mala noticia que se puede comunicar.

Cuando nos encontramos en la situación de tener que comunicar una mala noticia experimentamos, tanto el emisor (profesional) como el receptor (familiar o amigo) de la noticia, ciertos niveles de ansiedad, porque comunicar malas noticias es una tarea compleja, ya que: Las malas noticias nunca suenan bien.

Si bien es cierto que las malas noticias nunca suenan bien, es posible aprender a comunicar malas noticias.

Efectos positivos de una buena comunicación:

Disminución de la ansiedad (que es aumentada por la ausencia de información), así como la oposición y/o agravamiento de otras conductas desadaptativas o disfuncionales.

Aprender a comunicar malas noticias puede resultarle beneficioso no sólo en el ámbito profesional, sino también personal.

¿Por qué nos preocupa comunicar malas noticias?

Los miedos:

  • Miedo a causar dolor: Podemos aprender a comunicar malas noticias pero nunca podremos eliminar el dolor de la persona que ha recibido una mala noticia.
  • Miedo de ser culpado: "seguro que podían haber hecho algo”. Solo puedes escucharle y explicarle que es lo que se ha podido o no hacer.
  • Miedo a lo desconocido: Piensa que al comunicar malas noticias podemos aprender.
  • Miedo por empatía: La mala noticia no es sobre nosotros sino del receptor y nosotros somos los profesionales en ese momento.
  • Miedo a decir no lo sé: La honestidad mostrada por el profesional aumenta la credibilidad del mismo.
Así que sin miedos y de una forma profesional es el momento de dar la mala noticia.

Referencias a texto de M.M.Gutierrez
Publicado por Unai Makua D´Etcheverry 

(Magdalena Cubel Alarcón. Psicologa Clínica Valencia/Benimaclet)

Magdalena Cubel. Psicológa clínica colegiada C.V. 03949 · C/ Alfahuir nº 30 - pta. 2 · 46020 · Valencia Tfno. 657 93 44 20