SÍgueme en:FACEBOOKTWITTER
Magdalena Cubel Alarcón en el Centro Psicológico MCA en Valencia

10 reglas para comunicarse mejor.


Interrumpir a los demás es uno de los comportamientos más comunes y destructivos. La mayoría de la gente suele tener poca conciencia de cuán frecuente y groseramente interrumpe a los demás, convencida de que tiene algo más importante que aquello que iba a decir el que estaba hablando...”

Edgar Schein          

Las siguientes reglas constituyen una guía para la práctica del arte de escuchar. De hecho, son las bases para desarrollar mejores hábitos de escucha.

1.- Encontrar áreas de interés.

El que escucha mal, se desentiende ante temas aburridos.
El que escucha bien, busca oportunidades y se pregunta ¿qué significa eso para mí?

2.- Evaluar el contenido.

El que escucha mal, se desentiende si la forma de expresión es deficiente.
El que escucha bien, evalúa el contenido y deja pasar los errores de expresión

3.- Dominar los sentimientos.

El que escucha mal, tiende a discutir.
El que escucha bien, no juzga hasta no haber comprendido perfectamente.

4.- Escuchar ideas.
 
El que escucha mal, escucha datos.
El que escucha bien, escucha lo esencial

5.- Ser flexible.

El que escucha bien, toma demasiadas notas.
El que escucha bien, toma pocas notas. Emplea 4ó 5 sistemas diferentes, según sea la persona que habla.

6.- Escuchar activamente.

El que escucha mal, no se esfuerza.
El que escucha bien, se esfuerza mucho, muestra actividad en toda su persona.

7.- Evitar distracciones.

El que escucha mal, se distrae con facilidad.
El que escucha bien, lucha contra las distracciones, sabe concentrarse.

8.- Ejercitar la mente.

El que escucha mal, se desentiende de los temas difíciles, solo atiende a los temas ligeros y divertidos.
El que escucha bien, toma los temas complicados como ejercicio intelectual.

9.- Mantener la mente abierta. 

El que escucha mal, reacciona ante las palabras de carga emotiva.
El que escucha bien, interpreta las palabras de carga emotiva y no se queda atrapado en ellas.

10.- Aprovechar la diferencia entre la velocidad del pensamiento y la expresión oral.

El que escucha mal, ante las personas que hablan despicaos, se dedican a fantasear.
El que escucha bien, se anticipa, resume mentalmente, sopesa pruebas, escucha entre líneas, según el tono de voz.

Magdalena Cubel Alarcón
Psicóloga Clínica Valencia

Magdalena Cubel. Psicológa clínica colegiada C.V. 03949 · C/ Alfahuir nº 30 - pta. 2 · 46020 · Valencia Tfno. 657 93 44 20