SÍgueme en:FACEBOOKTWITTER
Magdalena Cubel Alarcón en el Centro Psicológico MCA en Valencia

Estilos Educativos y Adolescencia.


 

La adolescencia ha sido siempre una etapa difícil en la evolución de las personas, un momento de transición, de búsqueda de la identidad personal, en la que se deja de ser niño y no se es todavía adulto, una etapa de inconformismo, de rechazo a muchas de las normas y los valores de los adultos, una etapa de constantes retos, en la que rápidamente se incorporan valores, hábitos de conducta y en la que se tienen que afrontar nuevas situaciones y responsabilidades.

Los padres están sometidos a muchas de las contradicciones y tensiones que viven sus propios hijos y con cierta frecuencia se sienten desorientados acerca de cómo actuar.

Los estilos educativos paternos tienen una enorme influencia en las relaciones que se establecen en la familia, influyendo en la capacidad de los hijos para madurar adecuadamente, afectando a sus niveles de autonomía personas y a su capacidad para poder tomar decisiones eficaces ante los problemas.

Hay 3 grandes modelos educativos:

”  Modelo autoritario:

Caracterizado por la imposición de normas rígidas, constante control de las actividades de los hijos, castigos cuando las normas no se cumplen, , falta de diálogo y comunicación y con un clima familiar tenso, escasas manifestaciones de afectividad, y carencias en la maduración personal de los hijos.

”  Modelo de “dejar hacer”:

Caracterizado por la falta de sistematización y coherencia en las normas y la organización familiar, la ausencia de normas y pautas de conducta y apoyo y seguimiento sistemático de los hijos. Los padres se muestran incapaces de responder a los retos de la vida cotidiana y de la educación de los hijos. La inseguridad y la incertidumbre dominan las relaciones familiares.

”  Modelo de apoyo:

Caracterizado por una actitud sensibles hacia las necesidades cambiantes de los hijos, normas que regulen la convivencia que han sido dialogadas con los hijos. Se utiliza más el refuerzo y la motivación que el castigo. El clima familiar es relajado, con diálogo y muestras de afectividad. Favorecen la asunción de responsabilidades propias y potencian aptitudes para que puedan afrontar los problemas cotidianos.

El modelo más efectivo es el de apoyo, pero incluso cuando se mantiene un estilo educativo basado en el diálogo y apoyo a los hijos, es imprescindible que los padres asuman la autoridad que tienen sobre ellos.

Educar lleva implícito poner límites. Los hijos demandan o esperan de los padres que actúen como tales, que fijen normas, pautas que orienten sus vidas por más que, como es natural, se encarguen de discutirlas o de intentar transgredirlas. El establecimiento de normas, límites, es pues una función inherente al rol educador de los padres.

Por definición, el ejercicio de la autoridad paterna lleva implícita las críticas y los desacuerdos continuos con los hijos. Las decisiones adoptadas por los padres serán cuestionadas sistemáticamente por los hijos. Es por tanto necesario, además de armarse de paciencia, no olvidar que en la familia cada persona tiene un rol diferente, y que a los padres les corresponde actuar como tales (por más que algunas de sus decisiones no sean muy populares o bien acogidas) y a los hijos actuar como hijos (mostrando rebeldía, intentando cuestionar o modificar las normas, queriendo experimentar nuevas sensaciones a la vez que desean la protección y la seguridad familiar, siendo en suma cambiantes, contradictorios y, a su manera, buena gente).

La ausencia de roles claros y de normas familiares suele ser una fuente habitual de numerosos problemas familiares y sociales.

Aunque los adolescentes no lo expresan, esperan de los padres que actúen como tales, puesto que discusiones y conflictos aparte, la existencia de ciertas normas y pautas de actuación les da seguridad y facilita su adaptación social.

Magdalena Cubel Alarcón

Psicóloga Clínica de Valencia

 

Magdalena Cubel. Psicológa clínica colegiada C.V. 03949 · C/ Alfahuir nº 30 - pta. 2 · 46020 · Valencia Tfno. 657 93 44 20